4 beneficios de los planogramas para los Cash & Carry

Posted on

El formato Cash & Carry ha estado tradicionalmente alejado de las soluciones de gestión inteligente del espacio comercial (GIEC) Por el tipo de producto expuesto, el mobiliario utilizado o el perfil de cliente –mayoritariamente profesional del HORECA o minorista independiente- no ha seguido las tendencias en diseño y gestión del punto de venta.


Analizando las salas de venta de los Cash detectábamos habitualmente estas carencias:

  • distribución del layout sin circulación definida
  • señalética escasa o poco clara
  • mobiliario no adaptado al producto
  • básicos (limpieza, frenteado, lleno, ordenado, etiquetado…) mejorables… la mayoría de las veces.

Afortunadamente todo esto está cambiando. La necesidad de ampliar la oferta también a clientes particulares o la mejora de la gestión del negocio, ha obligado a mirar al merchandising como una herramienta que mejore el punto de venta en tres aspectos:

  • exhibición y acceso al producto
  • stock adecuado
  • estandarización de implantaciones

Beneficios del planograma

Con este objetivo de mayor profesionalización del sector y con el acceso a tecnologías y metodologías avanzadas, el planograma aparece como una herramienta muy útil para el diseño, gestión y análisis del lineal.

C&C-sample

Veamos cuatro aspectos donde su uso supone una ventaja competitiva indiscutible.

  1. Mejora en el montaje y el mantenimiento de las implantaciones *

    Esta nueva estrategia de gestión del espacio permite ahorrar en costes operativos y de personal en el montaje o remodelación de tiendas, imprescindible en procesos de expansión o adquisición de otros centros.

  2. Organización y distribución del lineal.

    Respetar o implantar el Árbol de Decisión del Consumidor, tanto profesional como particular, es fundamental para facilitar el proceso de compra y ofrecer el surtido de una manera coherente y eficiente.

  3. Gestión del stock en el punto de venta.

    Se discute mucho si la gestión del stock en negocios como la venta a mayor es determinante. Es cierto que la ubicación de los Cash & Carry no son normalmente zonas premium pero esa transformación del negocio hacia otros perfiles de clientes los locales cerca del consumido, va a encarecer el precio del metro cuadrado y consecuentemente, la organización y la distribución del layout y los lineales serán aspectos claves. Poner pallets sin criterio, no será la mejor respuesta… Por eso disponer de la cantidad de producto adecuada a la demanda y ampliar la profundidad del surtido serán tácticas fundamentales para rentabilizar ese espacio que se encarecerá poco a poco.

  4. Análisis de resultados.

    Finalmente tener implantaciones comparables entre centros para aplicar soluciones personalizadas solo se conseguirán si se incluye una estrategia de análisis de planogramas (planogram analytics)

Replantear el formato Cash & Carry también incluye el espacio comercial. Tener en cuenta que es un activo y que su gestión un proceso de negocio, acerca a las empresas operadoras a la profesionalización de su servicio y a poder abrir su abanico de oportunidades.


*Los estudios indican que se reduce hasta un 54% el tiempo de montaje y un 23% en el mantenimiento de las implantaciones. La experiencia de Qmax Consulting la situaría en un 30% de media, dependiendo del sector y el formato de la tienda.

Si quieres saber más sobre los servicios de planogramas que ofrece Qmax Consulting contacta con nosotros y te explicaremos con detalle como te podemos ayudar

 

 

Deja un comentario

Top